Menú

David Lebón: “Tenía muchas ganas de formar una especie de Arca de David”

18/05/2019 - Especiales
David Lebón: “Tenía muchas ganas de formar una especie de Arca de David”

En “David Lebón & Co”, álbum de reciente publicación, David Lebón repasa algunas canciones de su repertorio con músicos invitados. En él, reinterpreta temas de su etapa solista y de algunas de las bandas que integró, acompañado por “amigos”.

Los invitados abarcan una amplia gama de géneros, aunque todas las canciones se enmarcan en el rock y el blues que “El Ruso” recorrió durante toda su carrera. Los “amigos” son Fito Páez, Andrés Calamaro, Ricardo Mollo, Pedro Aznar, Coti, Emmanuel Horvilleur, Lisandro Aristimuño, Eruca Sativa, más la mexicana Julieta Venegas, el colombiano Carlos Vives y el español Leiva. También se produjo el reencuentro con sus compañeros de Polifemo, Rinaldo Rafanelli y Juan Rodríguez.

“Ahora voy a cumplir 67 años y no puedo creer que una compañía como Sony sea tan agradable y tan buena onda porque, supuestamente, las compañías deberían contratar a chicos jóvenes”, reflexiona Lebón.

Damián Amiato, el presidente de Sony, es un amigo”, agrega. “Nos conocemos de antes. Yo he pasado prácticamente por todas las compañías, pero Sony realmente esta vuelta fue increíble. Él es un muy buen presidente porque es un tipo que realmente está arriba de las cosas”.

Lebón reconoce que Amiato fue fundamental para la gestación de este proyecto. “Esto fue una idea él y de mi mánager y señora, Patricia Oviedo, de juntarme con amigos, porque ya estaban haciendo discos de dúos y cosas así. Y fue hermoso, porque fue así como sucedió… pura magia”, explica.

Sobre cómo algunas de sus composiciones llegaron a los lugares más recónditos, Lebón recuerda que “con Mercedes Sosa pasó eso”. “Fito Páez le mostró ‘El tiempo es veloz’, una canción mía, hace muchos años, y ella no sabía quién era. Pero escuchó la canción y lloró. Y dijo ‘qué bella canción, la quiero grabar’. Y la llevó por toda Europa, gracias a Fito, que es un divino también, que en vez de mostrar una canción suya mostró una canción mía”.

El cantante, compositor y guitarrista aclara que “quedaron amigos afuera… vamos con otro si es necesario”. “Lo que quiero decir es que hay tantos amigos que me cargan, me llaman y me dicen ‘bueno, che, mirá, te olvidaste de mí’… pero no daba, porque la verdad que yo tenía muchas ganas también de formar una especie de Arca de David y que vengan mis amigos de otros lugares, de otros países que me conocen”, en referencia a Julieta Venegas, Carlos Vives y Leiva.

Lebón destaca “el cariño de la gente… algo habré hecho”, aunque reconoce que “yo no sé bien, porque como soy muy atolondrado tanto con las calles como con todo… me olvido que toco, me olvido porque tengo nietos, hago otras cosas también, y a veces cuando pasan estas cosas no lo puedo creer”.

Y vuelve a reflexionar sobre la edad, “porque digo ‘tengo 67 años’ y a los 67 años no te van a dar un préstamo de vivienda… sin embargo, el disco que es una cosa tan importante y alguno puede decir ‘bueno, pero David capaz que ya no tiene más la voz de antes’, (por eso doy) gracias a Sony que me conocen todos ahí”.