Menú

Demandan a Mark Ronson por “Uptown Funk”… otra vez

13/09/2017 - Noticias
Demandan a Mark Ronson por “Uptown Funk”… otra vez

El músico y productor británico Mark Ronson está siendo demandado nuevamente por violación de derechos de autor por su canción “Uptown Funk”.

El exitoso single fue lanzado en 2014 y ganó dos Grammys en 2016, incluyendo Grabación del Año. Ese mismo año, tanto él y como el colaborador Bruno Mars fueron demandados por violación de derechos de autor por la banda Minneapolis Collage, quienes afirmaban que la canción era “una copia obvia, llamativa y/o sustancialmente similar” de su single de 1983 “Young Girls”.

Ahora, la canción está en el centro de otra disputa de derechos de autor. Lastrada Entertainment, propietaria de los derechos de la canción de Roger & Zapp “More Bounce To The Ounce”, de 1980, ha presentado una demanda contra Ronson, alegando que plagió ese tema.

Como informa el periódico Daily Mail, la demanda alega que las voces de Mars copian 48 segundos exactos de “More Bounce To The Ounce”. Los documentos judiciales afirman que Ronson ha citado previamente a Roger & Zapp como influencias en su música.

Lastrada Entertainment está demandando a Ronson, Sony, Spotify, Apple y varios productores. Ronson aún no ha hecho comentarios sobre este nuevo juicio.

No es la primera vez que acusan a Mark Ronson de plagio en “Uptown Funk”. Tres miembros de The Gap Band fueron agregados como compositores de la canción como parte de un acuerdo extrajudicial que reconoció la influencia del hit “Oops! Upside Your Head”. La cantante serbia Viktorija también afirmó que “Uptown Funk” está copiado de su canción “Ulice Mracne Nisu Za Devojke”.

En abril pasado, Charly García aprovechó una entrevista con Billboard para acusar a Bruno Mars y Mark Ronson de plagio, argumentando que “Uptown Funk” está “inspirado” en su archiconocida canción “Fanky”.

“Te mandaría el riff, el bajo lo compuso Fernando Lupano, de hecho me robó dos partes”, expresó. Y, según él, el “robo” fue aún más alevoso. “Me robó la ropa y la casa, porque yo vivía en Greenwich. ¡Y hasta los pasos de baile!”, señaló. El clip del tema está filmado en un estudio de Los Ángeles que, efectivamente, simula las calles del barrio neoyorquino de Greenwich.