Menú

Diez canciones de Nirvana que no son “Smells Like Teen Spirit”

20/02/2017 - Retro
Diez canciones de Nirvana que no son “Smells Like Teen Spirit”

Pocas bandas tuvieron un impacto tan inmediato como el logrado por Nirvana con su debut en un sello grande. “Nevermind” salió a la venta en septiembre de 1991 y el rock nunca volvió a ser igual. La canción que abre la placa y primer single, “Smells Like Teen Spirit”, inició la revolución alternativa que dominó los años 90 y sigue manteniendo una influencia en el rock de nuestros días.

Y aunque la carrera de Nirvana fue breve -entre 1989 y 1994 publicó tres álbumes de estudio, un compilado de rarezas y el disco “MTV Unplugged”- el catálogo de la banda de Seattle tiene mucha más profundidad de lo que se podría pensar. Ciertamente va más allá de “Smells Like Teen Spirit”, la canción que hizo de Nirvana un nombre reconocido en todo el mundo. Estas son 10 canciones que también hacen honor al legado del trío.

10. “Radio Friendly Unit Shifter”

De “In Utero” (1993)
“In Utero” no fue exactamente el álbum más comercial, y Kurt Cobain lo sabía. De hecho, parece haber apuntado específicamente a una naturaleza corrosiva. “Radio Friendly Unit Shifter” surgió como una respuesta directa a las críticas hacia “Smells Like Teen Spirit”.

9. “(New Wave) Polly”

De “Incesticide” (1992)
La versión de “Polly” en “Nevermind” es sombría, reproduciendo los siniestros matices de la canción. En la recopilación de rarezas “Incesticide”, sin embargo, la canción se convierte en una inconfundible melodía con el sonido punk de los años 80.

8. “Verse Chorus Verse” / “Sappy”

De “No Alternative” (1993) / “In Utero – 20th Anniversary – Deluxe Edition”
Como parte de la compilación “No Alternative”, esta canción se conoce comúnmente como “Verse Chorus Verse”. Sin embargo, es más exactamente una versión primitiva de la canción “Sappy”, aparecida en “In Utero”. Más allá del título, es una clásica melodía de aquel grunge que hizo de Nirvana un nombre importante en la historia del rock.

7. “On a Plain”

De “Nevermind” (1991)
En retrospectiva, los temas de “Nevermind” que no han sido singles han resultado ser grandes canciones. “On a Plain” es un homenaje de tres minutos a The Pixies. El ambiente tranquilo de la canción es único en el disco, y subraya la capacidad de Cobain de combinar belleza y ruido.

6. “Negative Creep”

De “Bleach” (1989)
Cobain nunca ocultó su amor por el rock clásico. Fue un confeso fan de David Bowie, Aerosmith, The Beatles, Black Sabbath y Led Zeppelin, por nombrar sólo a algunos. En el debut de Nirvana, “Bleach”, aquellas influencias se hacen evidentes en “Negative Creep”.

5. “The Man Who Sold The World”

De “Unplugged” (1994)
Cientos de artistas han interpretado canciones de David Bowie, pero la versión Unplugged de Nirvana de “The Man Who Sold The World” llega a otro nivel. La fragilidad física de Cobain se impregna en la canción, desde su temblorosa guitarra hasta su voz resignada.

4. “Sliver”

De “Incesticide” (1992)
A lo largo de su carrera, Nirvana tuvo extraños guiños al garage-pop intercalados dentro de su catálogo. Su single debut “Love Buzz” fue uno; la primitiva canción “Sliver” era otra.

3. “Drain You”

De “Nevermind” (1991)
Al igual que “On a Plain”, “Drain You” es (en el fondo) una canción ruidosa de power-pop. Lo que eleva esta canción es su tensión -la forma en que el sencillo riff de guitarra de apertura explota en la batería de Dave Grohl, el ritmo que disminuye al final del coro, las inesperadas explosiones de armonía y el puente lleno de efectos de sonido que da paso a un estrepitoso final.

2. “Heart-Shaped Box”

De “In Utero” (1993)
Después de haber revolucionado el rock… ¿que hizo Nirvana?: Lanzó “Heart-Shaped Box”. “Pennyroyal Tea” podría ser una canción más memorable, pero en términos de puro caos y subversión dominante, “Heart-Shaped Box” gana.

1. “In Bloom”

De “Nevermind” (1991)
El reconocido Anton Corbjin dirigió el video de “In Bloom”, que jugó con los tontos comentarios sobre la imagen de ídolo adolescente de la banda. Hizo que esta canción fuese única. Pero la canción en sí ya es una pieza de música inteligente y bien elaborada. Un puente entre el underground de los 80 y el rock alternativo de los 90, “In Bloom” es ambigua y misteriosa.