Menú

Entrevista: Alejandro Lerner repasa sus experiencias en los Estados Unidos

26/05/2018 - Especiales
Entrevista: Alejandro Lerner repasa sus experiencias en los Estados Unidos

Tras un par de años viviendo en Nueva York, en 1992 Alejandro Lerner decide mudarse a Los Ángeles en búsqueda del sonido que lo obsesionaba. “Una de las personas que más puertas me abrió, entre varias, fue Humberto Gatica“, comentó. “Fui especialmente para trabajar con él. A principios de los 90 yo quería ese sonido porque cada vez que escuchaba algo que me gustaba era Humberto Gatica y David Foster. Escuchaba Chicago, el disco ‘Chicago XVII’ era Humberto Gatica y David Foster, Chaka Khan o Céline (Dion), incluso cosas que había hecho con Michael Jackson en ‘Thriller’, en ‘Bad’… En ‘We Are The World’ con Quincy Jones el ingeniero que estaba sentado ahí era Humberto Gatica”.

“Así que en el 92, después de haber vivido dos años en Nueva York decido que quiero conocer la Costa Oeste y me enamoro de Los Ángeles. Me voy a vivir a un hotel que se llama Magic Hotel y entre idas y venidas me quedo seis años viviendo en una habitación, en la habitación 204 del Magic Hotel y no solamente haciendo discos míos con Humberto sino que él me incorpora como su colega, como un asistente de él. Por más que yo podía ser una figura popular en algún lado, yo ahí era un asistente, y entonces me dice ‘¿querés ayudarme con el disco de Paul Anka?” y yo digo ‘absolutely’“, narró sobre el encuentro con el aclamado cantante y compositor canadiense.

“Para mí era una experiencia profesional única”, manifestó. “Y en el disco van a estar Barry Gibb, Tom Jones, Julio Iglesias, Céline Dion… guau… lo conozco a Paul Anka, con una personalidad fuertísima, con una presencia fuertísima… daba un poco de miedo cuando entraba al estudio. Me presento como un asistente de Humberto soy Alejandro Lerner… el tipo un día me escucha tocar el piano, otro día me escucha cantar, me dice que va a hacer un disco que se llama ‘Paul Anka & Friends’ y que quiere hacer versiones de sus temas más representativos en español y que como yo soy ‘songwriter’ quiere que yo haga las versiones”.

“Empiezo a trabajar en temas como ‘A mi manera’ y un montón de canciones y al poco tiempo me dice ‘quiero que vos también seas mi invitado en el disco’, entonces canto un dueto con Paul Anka que se llama ‘Yo no duermo sin tu amor’. Un día viene Céline Dion… yo hice la letra de la versión que ella cantaba de ‘All By Myself’ que era ‘Sola otra vez’ y me piden que yo produzca la voz, porque como soy el que maneja el idioma y el que hizo la versión, yo le tenía que decir qué era lo que estaba cantando para que ella exprese más y también dirigirla y trabajar en lo que es el ‘comp’ de los distintos canales”.

“Después, con el tiempo, trabajé con David Foster. Compusimos canciones juntos y una fue a mi disco, que se llama ‘Permiso de volar'”, indicó.

“Empezaron a pasar cosas allá en Los Ángeles, como que se me empezaban a abrir puertas impensadas, ¿no?”, recordó. “Un día me vienen a buscar de Disney porque quieren que yo haga las versiones en español de las canciones de una película que se llamaba ‘Chicken Little’, entonces hago las letras, las canto y después, como única vez, me dicen ‘queremos que el tema en castellano de los títulos finales sea tuyo, no queremos el que está en la película en inglés sino que queremos un tema original’. Así que compuse una canción que se llama ‘Todos tenemos a alguien’ que está al final de la película”.

“Otro día llego a Los Ángeles, cuando abro la puerta del estudio nos golpeamos con Carole King, que estaba grabando con Humberto”, evocó. “Entonces él me dice ‘Alejandrito, Carole King quiere componer un tema contigo’, digo guau… ‘whenever you want’. Entonces me cita al otro día a una casa en Bel Air y ella me dice ‘me encantaría componer una canción en español, porque cuando era chica en el colegio aprendí español’. Y empezamos a componer un bolero. Un día estoy en Los Ángeles, todavía creo que había Tower Records o alguno de esos y cuando vengo de comprar discos, seguramente de Bill Evans o una cosa así, cuando llego a la caja veo un disquito que dice Carole King. Era el nuevo disco de Carole King y veo que incluyó el dueto que nosotros grabamos (‘Lo que tú eres para mí’), así que yo estoy en ese disco cantando con ella”.

“Esa vida en Estados Unidos, en Los Ángeles, me lleva a desarrollarme cada vez más en el área de lo que es el ‘songwriting’“, contó sobre su labor como compositor. “Yo tenía un mánager que trabajaba también con Santana, le lleva la canción a Santana y me dice que me quiere conocer. El día 10 de septiembre, un día antes de lo de las Torres Gemelas, me encuentro con Santana en el Staples Center y me dice ‘hermano, cuándo te vienes de gira conmigo’. Le digo: ‘Capitán, cuando usted quiera yo estoy ahí’. Me dice empezamos la gira tal día, después me invitó a la gira de Centroamérica y cuando tocó acá también participé de esa gira. Después sale el disco ‘Shaman’ donde yo tengo una canción (‘Hoy es adiós’), que fue otro gran hito de mi vida como artista”.