Menú

Entrevista: Pablo Pino presenta a Los Bardos, su proyecto paralelo a Cielo Razzo

01/09/2018 - Especiales
Entrevista: Pablo Pino presenta a Los Bardos, su proyecto paralelo a Cielo Razzo

Pablo Pino, cantante de Cielo Razzo, presenta a Los Bardos, el trío rosarino que completan Nahuel Marquet (Degrade) y Ezequiel “Choza” Salanitro (Sikarios). La propuesta es simple y concisa, un formato acústico, un fuelle como acordeón, dos guitarras, un nylon y un metal, y tres voces corales con orígenes que varían entre el rock, el tango y el folklore.

“Con Los Bardos estoy comenzando, es una familia nueva, un universo nuevo que se está gestando y se va creando”, explicó. “Artísticamente con Cielo (Razzo) me siento muy en paz, muy tranquilo… el ‘Pájaro’ (Diego Almiron) para mí es mi socio musical, un tipo que admiro, que quiero como amigo, como compañero y tengo la suerte de que sea mi guitarrista. Tengo la suerte de estar en Cielo porque tengo mucha fe en ellos, ellos tienen fe en mí  y es alucinante desde lo artístico”.

“Con Los Bardos es un poco la incomodidad de ver qué pasa, callarme un poco para que canten Nahuel y Choza, la dinámica y el movimiento musical es totalmente distinto”, comparó sus dos proyectos. “Me gusta en Los Bardos el hecho de pasar a un tercer plano, no a un segundo… hay momentos de Los Bardos en los que me voy a tocar la percusión atrás, en una parte del show, y eso a mi me fascina… quedan ellos dos adelante y yo me voy atrás y los veo. Sé que tengo otro lugar y está buenísimo”.

“En mi caso era un lugar que necesitaba. Yo necesitaba artísticamente disparar para otro lado y hacer otro tipo de música… y tener otra dinámica”, manifestó. “Al estar tanto tiempo con Cielo era una dinámica que sigue siendo muy natural, es lo que se hacer y no me molesta. Los Bardos le sacó una pata de encima a los pibes de Cielo, porque yo estaba con una energía que a lo mejor sobrepasaba lo que era Cielo y yo necesitaba, por cuestiones personales, tener otro espacio para componer y me quería juntar con otros artistas. Por la admiración que tuve siempre por Nahuel y por Choza, siempre estuvo en mi cabeza tocar y ver que sería juntarme con ellos y componer… ver a dónde terminaríamos, qué universo se crearía. Mi necesidad era esa”.

“Con Cielo estoy cómodo”, confesó. “Mi incomodidad la empiezo a buscar en otros lados. Con Cielo la incomodidad termina siendo buscar elementos nuevos, aprendiendo a tocar cosas nuevas, pero no es una incomodidad… la incomodidad mía era trabajar y ver cómo era el mundo fuera de Cielo”, sentenció.

La banda se encuentra preparando su primer álbum de estudio.