Menú

Falleció Craig MacGregor, bajista de Foghat

09/02/2018 - Noticias
Falleció Craig MacGregor, bajista de Foghat

Craig MacGregor, quien se unió a Foghat como bajista en 1975, murió a la edad de 68 años. Había sido diagnosticado con cáncer de pulmón en 2015.

“En nombre de la familia de Craig MacGregor y la familia Foghat, es con gran tristeza que les hacemos saber que hemos perdido a nuestro hermano, buen amigo, esposo, padre y compañero de banda esta mañana”, escribió la banda en Facebook. “Falleció pacíficamente en brazos de su esposa Lisa MacGregor después de una prolongada batalla contra el cáncer. Respeten la privacidad de la familia y los miembros de la banda en este momento. Compartiremos más información en los próximos días. Descansa en paz, Thunderfingers”.

On behalf of Craig MacGregor's family and the Foghat family, it is with great sadness that we are letting you know that…

Posted by Foghat on Friday, February 9, 2018

Nacido el 13 de septiembre de 1949, MacGregor comenzó a tocar el piano cuando tenía alrededor de 7 años, luego pasó a tocar la trompeta y la batería. “Me quedé con eso durante unos tres años”, dijo una vez, “pero quería estar al frente, así que tomé el bajo. Era lo mejor de ambos mundos”.

Después de tocar en Swan, una banda de Connecticut que realizó giras por todo el territorio de los Estados Unidos, se unió a Foghat en 1975. Hizo su debut con ellos un año después en el álbum “Night Shift”, que incluyó el éxito Top 40 “Drivin ‘Wheel”. Pero se fue seis años después, tras grabar “Girls to Chat & Boys to Bounce”, y regresó a la banda por breves períodos entre 1984 y 1986. Se reincorporó definitivamente en 2005 y se quedó con Foghat por el resto de su vida, incluso tocando en su álbum de estudio más reciente, “Under the Influence”, de 2016. Pero los efectos de la quimioterapia le habían impedido salir de gira desde 2015.

Un tumor de 10 milímetros en sus pulmones fue descubierto por primera vez en 2012, cuando se sometió a una tomografía axial computada luego de romperse las costillas en una caída. Sin embargo, no se le comunicó su existencia y permaneció sin tratamiento hasta cuatro años más tarde, momento en el que había crecido 60 veces más, no se podía operar y se había extendido a su cerebro.

En los últimos años de su vida, MacGregor se convirtió en defensor de la legislación que exige que los médicos brinden a los pacientes acceso total a todos los resultados de las pruebas. Se cree que, anualmente, 12 millones de estadounidenses reciben algún tipo de error de diagnóstico, lo que resulta en 251.000 muertes.

“Los pacientes merecen tener acceso a su información, les guste o no a los médicos”, dijo a Philly.com. “Esta es una solución política perfectamente razonable para un problema que la comunidad médica ha tardado en resolver”.