Menú

Falleció el cantante Horacio Molina

11/09/2018 - Noticias
Falleció el cantante Horacio Molina

El cantante Horacio Molina murió hoy a los 83 años. La noticia la dio a conocer su hija, Juana, a través de un mensaje en Facebook. “Hoy se murió papá, justo el día del maestro”, posteó la cantante y actriz, junto a una imagen del documento de identidad de su padre.

“Papá, además de enseñarme el amor por la música y el consecuente baile. me enseñó a observar y asimilar. a criticar, viendo primero la viga en el propio ojo. a leer entre líneas, a ver más allá de lo que se ve y a desarrollar la intuición, la mejor manera de conocer el mundo”, agregó.

Horacio Manuel Molina había nacido el 2 de septiembre de 1935 en Necochea. Comenzó a cantar a principios de los años 60. Sus inicios fueron de la mano del bolero y la bossa nova.

Criado en Almagro, fue hincha de San Lorenzo y solía visitar las tribunas los domingos y cuando alguna señorita le quitaba el sueño no dudaba en pararse en una esquina y expresar su amor interpretando boleros.

Su crecimiento artístico estuvo estrechamente ligado a su participación en diferentes programas de la televisión argentina, fundamentalmente a los Sábados Circulares de Pipo Mancera, y luego a La Noche, donde compartió elenco con figuras como Ástor Piazzolla, Eladia Blázquez y Egle Martin.

En 1970 trabaja como empresario en La Fusa y convoca a Vinícius de Moraes para dar una serie de recitales en Mar del Plata y Punta del Este. También invita a Chico Buarque, María Creuza, Toquinho, Naná y Dorival Caymmi.

A mediados de los años 70, Molina incorporó el tango a su repertorio, género con el que siguió emparentado a lo largo de toda su carrera, estableciendo alianzas con figuras como el Polaco Goyeneche y el Tata Cedrón, entre otros.

“Tenía cinco años y ya entonaba ‘El sueño del pibe'”, contó en una entrevista de 2004. “En mi casa había tres radios… era una escucha de radios sintonizadas con los cuatro programas donde pasaban a Gardel. Aprendía las canciones como un chico estudia un idioma”.

Durante la dictadura partió a Europa y se instaló en Francia donde vivió hasta que regresó la democracia en la Argentina gobernada por el radical Raúl Alfonsín y se dedicó de lleno al tango.

Llegó al cine con la película, “Cleopatra” (2003), dirigida por Eduardo Mignogna, con Norma Aleandro, Natalia Oreiro y Alberto de Mendoza en el reparto central.

Conoció a la actriz Chunchuna Villafañe cuando estudiaba arquitectura, nació el amor entre ellos y tuvieron dos hijas, las actrices Juana Molina e Inés Molina. Fue miembro de la Academia Nacional del Tango.