Menú

Falleció Tim Bogert, bajista de Vanilla Fudge y Cactus

14/01/2021 - Noticias
Falleció Tim Bogert, bajista de Vanilla Fudge y Cactus

Tim Bogert, bajista y miembro fundador de Vanilla Fudge, Cactus y el supergrupo Beck, Bogert & Appice, falleció ayer miércoles (13 de enero) a los 76 años.

La noticia fue confirmada en Facebook por uno de sus excompañeros, el baterista Carmine Appice: “Mi verdadero amigo Tim Bogert murió hoy. Era como un hermano para mí. Fue mi amigo durante más de 50 años”.

“Tim era un bajista único en su clase. Inspiró a muchos, muchos bajistas en todo el mundo. Era tan magistral en el shredding como en mantener un groove, y Tim introdujo un nuevo nivel de virtuosismo en el bajo de rock. Nadie tocaba como Tim. Creó solos de bajo que enloquecían al público cada vez que tocaba uno. Y tocaba un solo diferente cada noche. Fue el último de los bajistas legendarios de los 60″.

“Tim era una persona muy inteligente. Tan inteligente que lo llamaríamos ‘Spock’. Podrías preguntarle cualquier cosa y él sabría algo al respecto”.

“Amaba a Tim como a un hermano. Lo extrañaremos mucho en mi vida. Extrañaré llamarlo, hacer bromas juntos, hablar de música y recordar los buenos momentos que pasamos juntos y cómo creamos música increíble juntos”.

“Quizás lo único bueno de conocer a alguien cercano que sufre una enfermedad grave, es que tenés la oportunidad de decirle que lo amás y por qué lo amás. Yo lo hice muchas veces. Me conmovió que me dijera lo mismo a mí. Nada quedó sin decir entre nosotros y estoy agradecido por eso. Lo recomiendo mucho”.

“Descansa en paz, mi socio. Te amo. Nos vemos del otro lado”.

Tim Bogert había nacido en Nueva York el 27 de agosto de 1944. De muy chico mostró interés por la música, iniciándose en el piano a los 8 años y el saxo 5 años más tarde. Tocó el saxo en una banda local llamada The Belltones, que más tarde evolucionó en Chessmen, el grupo fue pronto apadrinado por el discjockey Allen Frederick, quien puso a la banda a telonear a grupos como The Shirelles, Crest, Earl y Doves.

Con la llegada de la música surf y los hits ingleses de los años 60, el saxo pronto se hizo prescindible, llevando a Bogert a cambiarse al bajo. Entonces se unió a un incontable número de bandas del área de Nueva York, conociendo al tecladista y vocalista Mark Stein en 1965. Entre ambos decidieron formar un grupo propio llamado inicialmente The Pigeons junto con Joey Brennan en la batería y Vince Martell en la guitarra. Al tiempo sustituyeron a Brennan por Carmine Appice, enfocando la banda hacia la psicodelia, y cambiaron su nombre por el de Vanilla Fudge.

1967 vio el lanzamiento del primer álbum homónimo, que dio lugar al éxito de una versión rock ralentizada del tema de The Supremes “You Keep Me Hanging On”. Publicaría cinco discos con la banda -“Vanilla Fudge”, “The Beat Goes On”, “Renaissance”, “Near The Beginning” y “Rock & Roll”- antes de que el grupo se disolviera en 1970.

Con Vanilla Fidge en el pasado, Bogert y Appice decidieron unirse al guitarrista Jeff Beck y al cantante Rod Stewart, pero Beck tuvo un grave accidente de tránsito al poco tiempo y el proyecto quedó en la nada. Entonces formaron Cactus con el guitarrista Jim McCarty y el cantante Rusty Day. Aunque editaron cuatro álbumes en dos años, tuvieron poco éxito comercial y disolvieron el grupo.

Cuando Jeff Beck se recuperó del accidente, finalmente se unió a ellos, aunque Rod Stewart siguió junto a Faces, y más tarde iniciaría su exitosa carrera solista. La nueva y potente banda logró un hit con una versión de “Superstition” de Stevie Wonder. Tomaron una gran fuerza en sus conciertos en vivo, y muestra de ello fue un disco en vivo publicado sólo en Japón. Aun así, el trío se acabaría disolviendo.

Tras volver a Los Ángeles a principios de los 80, Bogert se unió a Bobby & the Midnites, el proyecto alternativo de Bob Weir, de los Grateful Dead. A pesar de girar con ellos, antes de la publicación del disco homónimo, fue sustituido por Alphonso Johnson. En 1981 Bogert tocó en vivo con el guitarristas Rick Derringer, tras la publicación del disco solista de este último titulado “Progressions”.

Un segundo intento llegó en 1983 con Master’s Brew, una suerte de reunión de Vanilla Fudge, junto con Appice, Stein y Martell, dando como resultado un nuevo disco de estudio llamado “Mystery”. Al mismo tiempo, Bogert se convirtió en miembro del Instituto de Música de Hollywood, donde sirvió durante 18 años. Volvió al trabajo de sesión en 1990.

En la década del 90, Bogert estuvo a punto de conformar otro supergrupo, nuevamente con Appice en la batería y esta vez con Pappo en la guitarra. Sin embargo, el comportamiento errático del argentino echaría a perder el proyecto. Según contó el mánager Peter Deantoni, “se hartaron”. Así y todo, algunas de esa bases terminaron en el álbum “Pappo’s Blues Volumen 8, Caso cerrado”, publicado en 1995.

En 1999, Bogert fue admitido en el Paseo de la Fama del Rock de Hollywood, junto con otros renombrados bajistas como Billy Sheehan, Tony Levin, Larry Graham, Bootsy Collins y Stanley Clarke. Ese mismo año se reunió con su amigo Appice para un par de proyectos: una semi reunión de Vanilla Fudge y un nuevo trío con el guitarrista japonés Char, discípulo de Jeff Beck bajo el nombre de Char, Bogert & Appice, publicando el álbum “Live in Japan”.

Las reuniones con Appice continuaron en el siglo XXI y formaron otro trío con Rick Derringer, para publicar un disco en el 2001. Bogert giraría una vez más como Vanilla Fudge, aunque abandonaría la banda hacia fines de los 2010.