Menú

Falleció el trompetista de jazz y activista Hugh Masekela

24/01/2018 - Noticias
Falleció el trompetista de jazz y activista Hugh Masekela

Hugh Masekela, el trompetista de jazz y activista nacido en Sudáfrica que encabezó las listas en 1968 con el instrumental “Grazing in the Grass” y luego trabajó con Paul Simon, murió de cáncer de próstata a los 78 años. Falleció en su hogar en Johannesburgo, mientras dormía.

“Un padre, hermano, abuelo y amigo cariñoso, nuestros corazones laten con una profunda pérdida”, dijo su familia en un comunicado publicado por CNN. “La contribución global y activista de Hugh a las áreas de la música, el teatro y las artes en general está contenida en las mentes y la memoria de millones de personas en seis continentes y estamos bendecidos y agradecidos de ser parte de una vida y de un legado en constante expansión de amor, el intercambio y la creatividad de vanguardia que abarca el tiempo y el espacio de seis décadas. Descansa en paz, estarás por siempre en nuestros corazones”.

“Un árbol baobab ha caído, la nación ha perdido a un músico único con el fallecimiento de la leyenda del jazz Hugh Masekela”, tuiteó el ministro de Cultura de Sudáfrica, Nathi Mthethwa. “Podemos decir con seguridad que Bra Hugh fue uno de los grandes arquitectos del Afro-Jazz y elevó el alma de nuestra nación a través de su música atemporal”.

Masekela nació el 4 de abril de 1939 en Witbank, Sudáfrica. El padre Trevor Huddleston, un activista contra el apartheid, le dio una trompeta cuando tenía 14 años, en un intento por cambiar el comportamiento de Masakela, en ese entonces un delincuente juvenil. Masekela se había enamorado del instrumento a través de la película de Kirk Douglas, “Young Man With a Horn”.

A finales de los años 50, tocó con Abdullah Ibrahim en los Jazz Epistles, que ayudaron a popularizar el bebop en Sudáfrica. Pero cuando el gobierno tomó enérgicas medidas contra las reuniones públicas de los negros en 1960, después de una protesta, se vieron obligados a pasar a la clandestinidad, y Masekela se fue a Londres. Luego se mudó a Nueva York, donde Harry Belafonte y la cantante Miriam Makeba, otra exiliada sudafricana con quien luego se casaría, lo ayudaron a obtener una beca para la Escuela de Música de Manhattan.

Su carrera discográfica comenzó en 1962 con el lanzamiento de “Trumpet Africaine” donde, siguiendo el consejo de los músicos estadounidenses que conoció, comenzó a incorporar al jazz los sonidos sudafricanos. “[Ellos] dijeron: ‘Escuchá, si vas a tocar jazz, vas a ser como cualquiera de nosotros. ¿Por qué no le agregás algunas cosas de tu hogar a tu música? entonces tal vez se te ocurrirá algo que interesará a todos y de lo que podemos aprender’. Y creo que se me ocurrió una especie de híbrido”, dijo a NPR.

Cinco años después llegó a un público más amplio, cuando tocó en los singles de The Byrds “So You Want to Be a Rock ‘n’ Roll Star” y “Lady Friend”. Eso llevó a su aparición en el Monterey Pop Festival, donde actuó en su segundo día, entre Moby Grape y The Byrds, con quienes interpretó “So You Want to Be a Rock ‘n’ Roll Star”. Más tarde, Masakela fue mencionado en “Monterey”, el single de Eric Burdon & the Animals que resumió el festival. El impulso de Masekela continuó hasta el año siguiente, cuando “Grazing in the Grass” alcanzó el número uno en el Billboard Hot 100 Singles en el verano boreal de 1968.

Masekela dedicó gran parte de los años 70 y 80 a tratar de terminar con el apartheid, a menudo trabajando con otros músicos africanos, en canciones como “Soweto Blues” y “Mandela (Bring Him Back Home)”. Con Miriam Makeba acompañaron a Paul Simon en la gira de presentación de “Graceland”, donde ellos y Ladysmith Black Mombazo se incorporaron al set de Simon en lugar de ser sólo los teloneros. Aunque no se les permitió tocar en Sudáfrica, la gira se acercó a Harare, Zimbabwe, un concierto que se promocionó como “Paul Simon… Graceland: The African Concert”. Masekela luego tocó en “Further to Fly” del sucesor de “Graceland”, “The Rhythm of the Saints”.

Sin embargo, a pesar de la opresión en Sudáfrica, Masekela se mantuvo comprometido con su patria. Regresó después de la liberación de Nelson Mandela y el posterior desmantelamiento del apartheid.

“Como producto del régimen de apartheid meticulosamente diseñado durante el siglo XX en Sudáfrica, la vida de mi padre fue la definición de activismo y resistencia”, dijo Selema Mabena Masekela en una carta. “A pesar de los brazos abiertos de muchos países, durante 30 años se negó a tomar la ciudadanía en otro lugar de esta tierra. Su creencia, demasiado fuerte, de que el puro mal de una opresión sistemática racista podría y sería aplastado. En cambio, continuaría luchando. Él estaba en lo correcto”.