Menú

Fontanet: “No tengo miedo a que nos condenen o a estar preso”

13/06/2015 - Noticias
Fontanet: “No tengo miedo a que nos condenen o a estar preso”

El ex cantante de la banda de rock Callejeros, Patricio Santos Fontanet, dijo que no tiene “miedo” a que lo condenen “ni a estar preso” y reiteró que es inocente. El martes será la audiencia en la Cámara Federal de Casación Penal para la revisión de las condenas por la tragedia de Cromañón.

“No tengo miedo, ni a estar preso ni a que nos condenen. Espero que la decisión sea justa. Si nos condenan y vamos presos no creeremos que estamos haciendo las cosas bien. Si nos condenan y no vamos presos vamos a pensar lo mismo. Sería tremendamente injusto porque no se respetaría la función del músico, nos tratarían de ese modo como algo que no somos”, afirmó Fontanet en declaraciones a Radio Del Plata.

El 16 de junio próximo, la Cámara Federal de Casación Penal realizará una audiencia para que todas las partes tengan la posibilidad de exponer en forma oral y pública sus argumentos para que se revisen las condenas por la tragedia ocurrida en el local República Cromañón, que dejó 194 muertos.

Respecto a esa audiencia, afirmó: “No queremos que se demore mucho más. Estamos en el mismo lugar con distintos jueces. Suponemos que las partes van a apelar para llegar a la Corte Suprema. Nosotros estamos convencidos de la inocencia y esperamos que los jueces se ajusten a derecho”.

“Queremos que nos absuelvan, pero no depende de nosotros”, afirmó Fontanet, quien remarcó: “Las acusaciones contra nosotros no tienen nada que ver con la función de músico. “Nos dicen que organizamos, pero ¿cómo hicimos para probar sonido y organizar al mismo tiempo?”.

Luego afirmó que “nuestro gran error fue no haber firmado un contrato”, y recordó: “Chabán nos propuso tocar en Cromañón. Lo fuimos a conocer y a mí el lugar me resultó hermoso”, para luego asegurar: “Estuvimos desconectados del lugar durante meses, y cuando fuimos a tocar, habían hecho modificaciones edilicias”.

“Volver a tocar para todos nosotros fue empezar a cerrar las heridas”, sostuvo el cantante, quien explicó: “Estoy convencido de que tenemos que tocar, somos músicos. Es más importante construir que destruir. Cambiar un poco tanta desgracia por algo más lindo”.

Además, describió cómo vivió los últimos años. “Llegó un momento en que todo fue insostenible, se me había complicado realmente. Hace tres años que estoy en terapia con una psiquiatra. Dejé la medicación hace unos meses, antes de empezar a tocar. Me sostiene la familia, los amigos y el estar convencido. Lo más difícil de todo es eso, mantener el convencimiento. Cuando llega el 30 de diciembre a mí se me dificulta mucho”, señaló.

“La compañía de la familia es muy importante. Tuve la suerte de ser papá y eso me dio otro aire. Tengo otras cosas más por las que tendría que luchar. Es fundamental que mi hijo el día de mañana sepa qué es lo que hice y lo que no. Yo no acepté plata ni favores ni nada. Acepté este camino que no sé si es el mejor, pero es el correcto”, sostuvo.