Menú

Hace 20 años, Britney Spears debutaba con el explosivo “…Baby One More Time”

23/10/2018 - Retro
Hace 20 años, Britney Spears debutaba con el explosivo “…Baby One More Time”

Veinte años atrás, una adolescente de 16 años daba sus primeros pasos en el mundo de la música. Y esos primeros pasos la convertirían en una megaestrella mundial. El 23 de octubre de 1998, la discográfica Jive Records publicó el single debut de Britney Spears: “…Baby One More Time”.

La canción, compuesta por Max Martin, podría haberse perdido para siempre. La melodía estaba dando vueltas en la cabeza de Martin una noche, mientras intentaba dormir. Rápidamente salió de la cama y acudió a un dictáfono para dejar registro de la idea. “Recuerdo escuchar (la cinta) después que la canción me vino a la mente y podía escucharme tarareando ‘Hit me baby one more time’, y después decía ‘sí, es bastante buena”, comentó Martin, reticente a dar entrevistas, en declaraciones al periodista sueco Jan Gradvall en 2016.

La canción llevaba en principio el título de “Hit Me Baby (One More Time)” y fue ofrecida a los Backstreet Boys y al trío femenino TLC. Pero en ambos casos fue rechazada. Al escuchar la letra, consideraron que de alguna manera justificaba la violencia del hombre hacia la mujer: “Pensamos, nos gusta la canción, pero ¿realmente será un éxito? ¿Es un tema propio de TLC?”, comentó Tionne “T-Boz” Watkins en 2013. “¿En realidad íbamos a cantar ‘Golpéame, baby’?. Sin faltarle el respeto a Britney… Fue algo muy bueno para ella pero, ¿Iba yo a cantar ‘golpéame, baby, una vez más? ¡Diablos, no!”.

La negativa de TLC hizo que Martin quitara la frase “Hit me” (Pégame) del título. De todos modos, el compositor estaba convencido de que solo era una licencia del “slang” estadounidense para referirse a “llamar”, no a “golpear”. Martin le presentó su composición a una aún desconocida Britney Spears, quien había dado sus primeros pasos en el mundo del espectáculo como parte del Club de Mickey Mouse. Britney quedó fascinada con la canción. De hecho, fue “…Baby One More Time” lo que impulsó a Spears a seguir una carrera dentro del pop. En principio, quería hacer “música a lo Sheryl Crow, pero más joven”.

“…Baby One More Time” se centra en la historia de una adolescente que rompió con su novio y espera que éste la vuelva a llamar. “La canción habla del estrés por el que pasan los adolescentes. Sabía que era una gran canción. Era diferente y la amé, pero no creo que se pueda anticipar cómo será recibida una canción”, dijo Britney Spears en una reciente entrevista con The Guardian.

Spears grabó su voz para la canción en marzo de 1998 en los Cheiron Studios de Estocolmo, Suecia. La cantante reveló que “no fue nada bien el primer día en el estudio, estaba demasiado nerviosa. Así que salí esa noche y me divertí un poco. Al día siguiente estaba completamente relajada y enfocada. Tenés que estar relajada para cantar ‘…Baby One More Time'”.

Spears permaneció en Estocolmo durante unos diez días, “pero estábamos tan ocupados en el estudio que no tuve tiempo de salir y explorar demasiado en aquel primer viaje”, acotó. Cuatro de los cinco singles de su álbum debut fueron registrados en aquellas sesiones. En 2001, Martin se refirió al sonido de los Cheiron Studios como “directo y efectivo”. “Una canción que suena simple no es simple de hacer. Todo se trata del gusto y de asegurarte de no agregar más cosas de las que necesita la canción”, indicó.

Para Spears fue muy importante trabajar con un perfeccionista. “Realmente respeto eso cuando estoy trabajando con él”, expresó. “Pienso que Max es un genio. Todas las piezas encajan y se siente bien. En mi opinión, Max es el compositor más grande de todos los tiempos”.

Una canción emblemática necesita de un videoclip emblemático. Afortunadamente, la primera idea del director Nigel Dick fue rechazada y prevaleció lo planteado por Spears. El clip retrata a una estudiante aburrida que mira fijamente el reloj del aula, como deseando que el tiempo pase lo más rápido posible. De repente suena el timbre y el tedio de escuchar a un profesor queda atrás: la música ocupa los pasillos de la escuela y todos empiezan a cantar y bailar.

El single vendió 500,000 copias en su primer día de publicado en los Estados Unidos, alcanzando más tarde el número uno del Billboard Hot 100. Llegó al número uno -literalmente- en todos los países del mundo, y fue el single más vendido en el Reino Unido durante 1999, con 1,4 millones de copias. De la noche a la mañana había nacido una megaestrella.

“Creo que no comprendimos lo que habíamos hecho”, dijo Martin en un documental de radio en Suecia, en 2008. “Recuerdo estar sentado en el estudio cuando me llamaron para decirme que la canción había llegado al número uno en los Estados Unidos… Estaba haciendo muchas cosas y realmente no le di (al hecho) el significado que merecía”.

Consultada sobre las dos décadas transcurridas desde el lanzamiento de “…Baby One More Time”, la cantante declaró perpleja: “Wow, ha sido rápido. Fue un momento tan divertido y loco que los recuerdos están un poco borrosos”.