Menú

Justin Timberlake estará acompañado en el Super Bowl por un holograma de Prince

03/02/2018 - Noticias
Justin Timberlake estará acompañado en el Super Bowl por un holograma de Prince

En el poco tiempo transcurrido desde su muerte, los herederos de Prince han tomado una y mil acciones que van en contra de los deseos del legendario músico. Su música ha sido puesta a disposición en los servicios de streaming, su catálogo será reeditado, se anunció que se publicará material inédito y, más recientemente, consiguieron un permiso para servir alcohol en Paisley Park durante la semana del Super Bowl. (Durante su vida, Prince fue famoso por su postura anti-streaming, mantuvo su música encerrada en una bóveda y prohibió que se sirva alcohol en Paisley Park).

Uno de los eventos que tuvo lugar en Paisley Park durante la Semana del Super Bowl fue una fiesta para escuchar el último álbum de Justin Timberlake, “Man of the Woods”. Muchos fans de Prince se ofendieron con el evento dado que fue patrocinado por American Express y en él se sirvió alcohol a los invitados VIP.

Además, Timberlake y Prince tuvieron una breve pelea a mediados del 2000. Durante una fiesta posterior a los Grammys en 2006, Prince hizo referencia al éxito de Timberlake “SexyBack” diciendo: “¡Para quien sea que reclama que traigan de vuelta a sexy, ¡sexy nunca se fue!”. Timberlake respondió burlándose de la estatura de Prince en otra premiación y luego cantó, “Si sexy nunca se fue, entonces ¿por qué todos están en mi mierda? / No me odies solo porque no se te ocurrió”.

Para colmo de males, TMZ dio a conocer un gran tributo planeado por Timberlake como parte de su actuación en el entretiempo del Super Bowl, que tendrá lugar en Minneapolis mañana por la noche. Específicamente, Prince “resucitará” como un holograma.

La hermana de Prince, Tyka Nelson, ya había mencionado la idea de un holograma. Lo más contrastante de todo es que el propio Prince rechazó vehementemente tal idea cuando se le preguntó sobre ella en una entrevista de 1998 con Guitar Weekly.

“Es lo más demoníaco que se pueda imaginar”, dijo Prince en ese momento. “Todo es como es, y debería ser. Si tuviera que hablar con Duke Ellington, hubiésemos vivido en la misma época. Toda esa realidad virtual … es realmente demoníaca. Y no soy un demonio. Además, lo que hicieron con la canción de los Beatles [‘Free As a Bird’], manipulando la voz de John Lennon para que cantara desde el otro lado de la tumba… eso nunca me pasará. Para evitar que ese tipo de cosas suceda es otra razón por la que quiero el control artístico”.

Desafortunadamente, parece que el color verde de los billetes y no el púrpura tan amado por Prince está teniendo prioridad. Una vez más.