Menú

La banda de heavy metal Five Finger Death Punch es demandada por su sello discográfico

28/04/2016 - Noticias
La banda de heavy metal Five Finger Death Punch es demandada por su sello discográfico

Five Finger Death Punch, la banda de heavy metal oriunda de Las Vegas, ha sido demandada por incumplimiento de contrato por su sello discográfico, Prospect Park, afirmando que el grupo violó su contrato al comenzar a trabajar en un nuevo disco sin el consentimiento de la compañía y se niega a trabajar con Prospect Park para entregar dos nuevos másters para una colección de grandes éxitos.

La banda, que firmó un contrato por cuatro discos con Prospect Park en diciembre de 2012, fue acusada, además, en la demanda presentada el 21 de abril ante la Corte Superior de Los Ángeles, de “intentar sacar provecho desvergonzadamente ante la esperada caída de su compañero de banda adicto”. El “compañero de banda” en cuestión sería el problemático cantante Ivan Moody.

Según la demanda, el contrato con Prospect Park estipula que Five Finger Death Punch no comenzará a trabajar en un nuevo álbum “antes de que pasen nueve meses desde del lanzamiento de su disco inmediatamente anterior”, a menos que las partes acuerden un arreglo diferente por escrito.

“Esta demanda es sobre el proceso creativo y los derechos de ambas partes a tener un protagonismo que garantice el mejor producto”, dijo el abogado de Prospect Park, Michael Taitelman, en un comunicado. “La banda y sus representantes quieren pasar por alto ese proceso, por ninguna otra razón que la ganancia a corto plazo”.

Un portavoz de Prospect Park agregó: “La demanda fue presentada porque la banda, de forma clara, manifestaba su intención de hacer caso omiso a sus obligaciones contractuales con Prospect Park, y, en particular aquellas que proporcionan a Prospect Park participación creativa en la elaboración de su próximo álbum. Dichas disposiciones están ahí por una razón y han existido en los dos contratos que la banda ha firmado con Prospect Park. Prospect Park tiene una historia de cultivar artistas de éxito que se han convertido en platino y multi-platino. Esta demanda se trata de hacer buena música y los derechos de ambas partes en tener una participación creativa en este proceso”.

La demanda afirma que “con el estímulo y ayuda de su mánager y su abogado, los miembros de Five Finger Death Punch han repudiado de manera inequívoca sus obligaciones contractuales que permiten que Prospect Park determine la grabación de un nuevo disco y un disco de grandes éxitos”.

Un portavoz de Five Finger Death Punch difundió un comunicado titulado “La gente desesperada hace cosas desesperadas”, en el que acusa al sello de aprovecharse de ellos. “Estamos tristes, pero no sorprendidos por la reciente demanda presentada por Prospect Park en contra de los miembros de Five Finger Death Punch. Es el último paso de una larga serie de tácticas de intimidación de maltrato y explotación utilizadas por nuestro ex mánager y actual CEO del sello, Jeff Kwatinetz, para ganar más dinero y ejercer el poder en contra de la banda”.

“Las grabaciones de Five Finger Death Punch son ahora uno de los últimos y más valiosos activos de Prospect Park. Five Finger Death Punch está listo para grabar y entregar el álbum final este año bajo ese contrato de grabación, pero en lugar de permitirnos grabar, Prospect Park ha elegido demandarnos, mantenernos parados y exprimir dinero extra de sus derechos contractuales por intentar vender un interés en futuras grabaciones”.