Menú

Las inquietantes notas de Sinead O’Connor en Facebook

29/11/2015 - Noticias
Las inquietantes notas de Sinead O’Connor en Facebook

Antes de una alarmante nota -que algunos temieron fuese una nota de suicidio- publicada en la página verificada de Facebook de Sinead O’Connor este domingo (29 de noviembre), se había producido una rápida sucesión de mensajes que detallan su angustia sobre no poder ver a su hijo menor.

En julio, O’Connor canceló todos sus conciertos con el fin de hacerse cargo de Shane, quien estaba “sufriendo de una condición médica con riesgo de vida”.

Ayer (28 de noviembre), O’Connor escribió un extenso post en el que admitía estar “desesperadamente en necesidad de un trabajo y un lugar donde vivir. ¿Alguien puede ayudarme? Estoy siendo tratada muy mal por mi familia que apenas puedo seguir viviendo”. Lo que siguió fue una inquietante carta detallando que había estado deprimida desde que se sometió a una histerectomía a mediados de año y que su ex marido y su hijo mayor “se niegan a dejarme ver a mis hijos”.

En mensajes posteriores -algunos casi una vez por hora- nuevamente pidió un lugar “cálido y acogedor” para vivir y también pidió la asistencia de un abogado de familia. En otro mensaje desesperado se dirigió a una mujer (Angela Singleton) a quien acusa de retener a Shane en contra de su voluntad y que irá a la cárcel por esto. El siguiente post acusa a la misma mujer “por facilitar el abuso sexual contra Shane”.

Los mensajes siguieron apareciendo rápidamente, otro apuntando a la Policía de Wicklow por permitirle a Shane quedarse en la casa. O’Connor preguntó: “Si alguien en Irlanda se preocupa por el abuso infantil ¿puede por favor denunciar a la policía de Wicklow a los Servicios de Protección Infantil de Wicklow por no tomar las medidas adecuadas para proteger a un niño vulnerable cuando su madre les pidió ayuda?”.

Una hora más tarde, publicó un largo estado encabezado: “CARTA ABIERTA A MI ARCÁNGEL HERMOSO, SHANE”. Entre otras cosas, dice que ambos necesitan ayuda médica. “Están todos locos Shane. Vos y yo en realidad no lo estamos. Ambos necesitamos ayuda. Pero ambos lo sabemos”.

Esa misma hora, se publicó una foto de lo que parece ser una orden judicial: “Se dice que la custodia es compartida… y observen el último párrafo”. En el documento, fechado el 2 de noviembre de 2015, no aparecen sus nombres. Una hora más tarde, hay un corto estado que dice simplemente: “la mañana del lunes. Mis dos chicos. Bajo la tutela del tribunal”.

El domingo, otro post sucinta: “Cualquier persona que tenga dudas en cuanto a mi estado como madre es bienvenido a consultar con los servicios de familia, que varias veces me confirmaron por escrito que no hay ninguna razón por la que no debería estar cerca de mis hijos, y que yo soy absolutamente una madre en forma. ¡El último correo electrónico es de antes de ayer! Es evidente que mis hijos mayores y sus parejas y sus padres no se han molestado en consultar estos servicios sociales. Pero se creen mejor calificados”.

Una nota que muchos consideraron suicida apareció cuatro horas más tarde: “¿Recuerdan la historia de esas personas que no pensaban en lo que podría suceder si no dejaban de atormentar a un lisiado? Lo entendieron por las malas, cuando ya era demasiado tarde. Al día siguiente despertaron como asesinos,cuando se habían ido a la cama tan altos y poderosos, y tan superiores a los que habían considerados ‘no aptos'”.

Dos horas más tarde, O’Connor publicó que había sufrido una sobredosis y se encontraba en un hotel registrada bajo un nombre falso. No mucho tiempo después, el portal BreakingNews.ie informó de O’Connor había sido encontrada por la policía “sana y salva” y estaba recibiendo asistencia médica.