Menú

Murió Paul O’Neill, líder de Trans-Siberian Orchestra

06/04/2017 - Noticias
Murió Paul O’Neill, líder de Trans-Siberian Orchestra

Paul O’Neill, el productor, compositor y cantante reconocido por ser el fundador de Trans-Siberian Orchestra, falleció a los 61 años.

La noticias de la muerte de O’Neill fue anunciada por TSO – el canal oficial del grupo en Facebook-, que publicó una nota diciendo que la banda tenía el “corazón roto” por la pérdida. Al atribuir su fallecimiento a una “enfermedad crónica”, el comunicado agrega: “Él era nuestro amigo y nuestro líder… un espíritu verdaderamente creativo y un alma altruista. Esta es una pérdida profunda e indescriptible para todos nosotros. Les pedimos ahora que respeten la privacidad de la familia de Paul”.

Nacido en Nueva York el 23 de febrero de 1956, O’Neill se movió dentro de la industria discográfica desde una variedad de facetas. Después de la desaparición de un primitivo proyecto de banda, se dedicó a la gestión y promoción de giras, así como a la producción (trabajando con grupos de rock y heavy metal como Aerosmith y Savatage).

O’Neill desarrolló el concepto de Trans-Siberian Orchestra, una mezcla de ópera rock y clásica, con un espectáculo llamativo y una enorme lista de músicos. Era una idea que demostraría un éxito comercial consistente mientras le daba a O’Neill la oportunidad de afectar a una amplia gama de artistas.

“Paul era un tipo súper amable y generoso”, escribió el conductor de radio Eddie Trunk. “Esta es una pérdida enorme. Paul apoyó a tantos grandes músicos a través de TSO durante todos estos años”.

Trans-Siberian Orchestra lanzó seis álbumes y un EP entre 1996 y 2015, cada uno de los cuales recibió, al menos, la certificación de Disco de Oro. El debut “Christmas Eve and Other Stories” se convirtió en su más exitoso, vendiendo más de tres millones de copias en los Estados Unidos.

El grupo logró ganarse una fiel legión de seguidores gracias a sus actuaciones en vivo, conocidas por su elaborada configuración audiovisual, y salió de gira con una larga lista de músicos, todos considerados importantes por O’Neill.

“Somos muy afortunados. Somos la primera banda en tener más de 80 miembros, pero en realidad tenemos más de 400 miembros, porque hay más de 340 personas trabajando en la producción. Muchas personas no se da cuenta de lo importantes que son para nosotros”, señaló O’Neill en 2013.