Menú

Se cumplen 30 años de la trágica muerte de Alberto Olmedo

05/03/2018 - Noticias, Retro
Se cumplen 30 años de la trágica muerte de Alberto Olmedo

Hoy se cumplen 30 años de la trágica muerte de Alberto Olmedo. Aquél fatídico 5 de marzo de 1988, el “Negro” caía del piso 11 del edificio Maral 39 en Mar del Plata. Más allá de eso, quedará en la memoria de todos los argentinos por su característico humor.

Aunque no lo parezca, Olmedo fue un gran difusor del rock nacional. En uno de los sketches de su programa televisivo “No toca botón” solía entrar a escena cantando alguno de los temas de nuestro rock que más sonaban en aquellos años. Aunque Charly García parecía ser su preferido, también entonaba temas de Fito Páez, Sumo, Soda Stereo, La Torre, Los Violadores y su compañera Divina Gloria, entre otros. Y como una estrella de rock, vivió rápido y murió joven.

Fue precisamente un coterráneo, Fito Páez, quien le rindió el homenaje musical más sentido. “Tema de Piluso”, publicado en “Circo Beat” (1995) alude al personaje infantil del “Negro” Olmedo. El recordado y querido Capitán Piluso, siempre con su camiseta a rayas, su gorrita y la infaltable gomera. Además de su inseparable amigo Coquito.

En “Todo eso”, tema de “Rocanroles sin destino” (2004), la banda Callejeros menciona a Alberto Olmedo como uno de los símbolos argentinos.

Alberto Olmedo nació en una familia humilde de Rosario. Dos amigos lo llevaron a Buenos Aires y lo hicieron entrar a trabajar en Canal 7. Primero, en el área técnica, hasta que en una reunión de compañeros a fin de año, hizo una gracia: se puso a perseguir una mosca inexistente arriba de la mesa. Todos rieron y poco tiempo después lo pusieron delante de cámara. Fue exitoso en tele, cine y teatro. Con él, el país rió, hasta que el 5 de marzo de 1988 hizo llorar a todos la mañana de su trágica muerte en Mar del Plata. Tenía 54 años.

En televisión, desde 1960 tuvo éxitos como “El Capitán Piluso”, “Operación Ja-Já”, “La Peluquería de Fidel”, “Fresco y Batata”, “Alberto y Susana” y “No Toca Botón”. Sus personajes siguen siendo recordados: El Capitán Piluso, El Manosanta, El dictador de Costa Pobre, Chiquito Reyes, jefe de cadetes, Rogelio Roldán, Rucucu, el sobrino de Borges, el empleado Pérez, el Psicoanalista, El mayordomo Perkins y tantos más.

En el cine debutó en 1959 como actor secundario en “Gringalet”, pero luego hizo más de 30 películas, casi todas exitosas (la mayoría con el Gordo Porcel) y que aún podemos ver a menudo por Volver. Algunos títulos: “Los Caballeros de la Cama Redonda”, “Expertos en Pinchazos”, “A los Cirujanos se les va la Mano”, “Las Mujeres son Cosa de Guapos”, “Los Colimbas se Divierten”, “Rambito y Rambón”, “Atracción Peculiar”, “Susana Quiere, el Negro También!” y “El Manosanta está Cargado”.

Hizo discos con chistes y otros musicales con humor como “El capitán Piluso” y “Alberto Olmedo y Los Manosanta”. Actuó con otros grandes: Jorge Porcel, Susana Giménez, Moria Casán, Javier Portales, José Marrone, Fidel Pintos y muchos más.