Menú

Tres integrantes de Callejeros quedaron en libertad

20/07/2017 - Noticias
Tres integrantes de Callejeros quedaron en libertad

Tres integrantes de la banda Callejeros quedaron en libertad tras cumplir la mitad de su condena y sumar antecedentes de buena conducta por participar en talleres dentro de la cárcel. Se trata de Juan Carbone, Elio Delgado y Christian Torrejón.

Sólo dos de los integrantes de Callejeros condenados siguen en prisión: el cantante Patricio Fontanet, sobre quien pesa una pena de 7 años de prisión confirmada por la Cámara de Casación, y Eduardo Vázquez, quien además suma otra condena a cadena perpetua por el femicidio de su pareja, Wanda Tadei. Los músicos fueron condenados por “incendio culposo seguido de muerte y cohecho activo”.

Las condenas contra los seis integrantes de Callejeros quedaron firmes en abril del año pasado. Todos recibieron penas de 5 años de prisión, menos Fontanet (7 años) y Vázquez (6 años).

En la misma causa también fueron condenados Daniel Cardell, escenógrafo de la banda (3 años), Raúl Villarreal, ex mano derecha del difunto Omar Emir Chabán (6 años). Por el lado de los funcionarios públicos, fueron efectivizadas las condenas de Fabiana Gabriela Fiszbin, ex Subsecretaria de Control Comunal del Gobierno porteño, a cuatro años, a Gustavo Juan Torres, ex Director General de Fiscalización y Control, a tres años y nueve meses, y a Ana María Fernández, ex Directora General Adjunta de la Dirección General de Fiscalización y Control, a dos años y diez meses.

A su vez, también fueron condenados Diego Argañaraz, ex mánager de Callejeros, a cinco años y el ex subcomisario Carlos Rubén Díaz a ocho años de prisión e inhabilitación especial perpetua.

La tragedia de Cromañon, en la que murieron 194 personas, ocurrió el 30 de diciembre de 2004, luego de que una bengala prendiera fuego la media sombra del local donde estaba tocando Callejeros, provocando un incendio.

El primero en salir de prisión fue el guitarrista Maximiliano Djerfy, quien consiguió el beneficio de la prisión domiciliaria porque debe ocuparse de sus padres, que sufren distintas discapacidades.

En marzo de este año también consiguió la prisión domiciliaria Juan Carbone. La Justicia se la otorgó porque su hijo Ulises tiene autismo y cuando el músico volvió a prisión tuvo un retroceso en su tratamiento. Tiene salidas permitidas.

Según confirmaron fuentes judiciales, en los últimos 40 días hubo dos nuevos beneficiados, aunque en estos casos consiguieron la libertad condicional, ya que cumplieron la mitad de sus condenas y realizaron trabajos o talleres de formación en prisión: el guitarrista Elio Delgado quedó en libertad a mediados del mes pasado y el lunes se sumó el bajista Christian Torrejón.