Menú

“Atesorando en los cielos”, un tercer disco solista de Iorio con muchas sorpresas

04/06/2015 - Lanzamientos
“Atesorando en los cielos”, un tercer disco solista de Iorio con muchas sorpresas

“Atesorando en los cielos” es el tercer disco solista de Ricardo Iorio, líder de Almafuerte, que en esta oportunidad decidió asociarse con la virtuosa guitarrista de heavy metal Carina Alfie para lanzar un álbum donde se mezclan clásicos del genero, reversiona canciones de V8 y Hermética, canciones propias y varias perlas.

El disco abre con “Guitarrera”, una canción de ese estilo que el propio Iorio ayudo a crear que es el heavy metal nacional, en el que mezcla el ritmo más duro con una letra muy criolla, bien campera, resaltando a su co-equiper en este disco -la guitarrista Carina Alfie- y sus orígenes.

Iorio se pone en la piel del metal más clásico con ”Preguntando lo que todos saben”, su adaptación del tema “Wondering What Everyone Knows” del grupo británico Budgie, uno de los pioneros del genero y contemporáneo del primer Black Sabbath.

Iorio busca un tono parecido al de León Gieco, mientras la base conformada por Bin Valencia en batería y Marcelo Bray en bajo, sostienen los arpegios y armonías de Alfie, que luego despliega un solo clásico estupendo.

Hermética, uno de los grupos fundamentales del heavy local que Iorio formó, recupera nuevos aires con la versión de “Robó un auto”, donde el ex líder de la banda canta en ese tono aguardentoso que lo caracteriza, mientras Alfie hace tronar las seis cuerdas con mucho poder para meter, inclusive, un solo casi depredador.

Con la participación de Joana Gieco en teclados, aparece la primera gran sorpresa del disco, Iorio interpretando al exitoso dúo pop sueco Roxette al tomar “I Don’t Want To Get Hurt” y convertirlo en “Quiero ser como usted”.

La canción tiene un inicio de metal clásico con la base marcando con mucho poder la marcha, la guitarra de Alfie arrancado acordes bien fuertes, Iorio canta amansado, sin perder un ápice de su garra, mientras la guitarrista comienza a tejer una armonía y melodía en torno a la voz del cantautor rockero, hasta darle un final épico a la canción.

La veta más metalera vuelve con un tema bien Iorio, “The Krochik”, que compuso junto al veterano del rock nacional Miguel Krochik, donde el ex bajista de V8 rescata el valor de la amistad y la lealtad, mientras Alfie y el resto de la banda visten a la canción con un gran despliegue, mucho poderío y una gran melodía.

“Justo que te vas” tiene un arranque más progresivo en la guitarra de Alfie, Bin aporrea su batería unos segundos, y todo vuelve a la calma cuando Iorio la canta encendido con toda su garganta, con aires de balada, ya que el rockero cantautor parece dedicarla a un familiar o un amigo que viaja a otro país.

Luego aparece Black Sabbath una banda esencial para Iorio en su carrera y el líder de Almafuerte canta “No me cambiarán” adaptación de “You Won’t Change Me”, tema del disco “Technical Ecstasy”. La banda suena ajustada, pone mucho en juego y Alfie se hace cargo de los climas creados por Tony Iommy, mientras Iorio le pone dramatismo a la interpretación en una versión, densa, oscura, pero bien metalera, en uno de los temas más largos del disco.

La pasión de Iorio por la inmensidad geográfica y paisajista de la Argentina se pone en evidencia en “De mi rumbear al sur” donde homenajea a la Patagonia con un comienzo a guitarra criollo y eléctrica entre Alfie y Alvaro Villagra, ingeniero de sonido del disco.

La canción tiene aires bien de fogón folclórico y muestra a ese Iorio al que todos sus amigos suelen elogiar y ponderar, un músico que emociona en los momentos más calmos, cuando la noche ya cayó y el vino acompaña la velada.

Beto Zamarbide, otra de las figuras del heavy metal local, le pone voz a un clásico de V8, banda que compartió con Iorio, “Ideando la fuga”, que suena arrasadora y demoledora, en un estilo muy speed y thrash metal.

Hermética vuelve a aparecer en el camino que recorre esta disco y es con la canción “Otro día para ser” en una versión poderosa, bien lenta pero solo de su intro, y así poder darle paso al cierre del álbum con la versión instrumental del tango “Uno” de Mariano Mores.

(Télam)