Menú

Cumple 45 años “Rumours”, la obra maestra de Fleetwood Mac forjada en el caos

04/02/2022 - Retro
Cumple 45 años “Rumours”, la obra maestra de Fleetwood Mac forjada en el caos

Fleetwood Mac se formó en Londres en 1967 por el guitarrista Peter Green, el baterista Mick Fleetwood y el guitarrista Jeremy Spencer. Después de que el bajista John McVie se uniera al grupo, lanzaron su álbum debut homónimo. Al año siguiente, Danny Kirwan se convirtió en el tercer guitarrista. McVie luego se casó con la tecladista Christine Perfect, quien se unió a Fleetwood Mac en 1970.

Comenzaron como una banda de blues británico y tuvieron un número uno en el Reino Unido con el single “Albatross”, además de otros éxitos. Los tres guitarristas que quedaban fueron despedidos y Fleetwood Mac carecía de un vocalista principal masculino y un guitarrista. En 1974 les presentaron a Lindsey Buckingham y Stevie Nicks mientras visitaban los estudios de Los Ángeles. Invitaron a Buckingham a unirse y él accedió con una condición: Nicks también tenía que sumarse al grupo. Su llegada cambió el sonido de la banda y su álbum homónimo de 1975 alcanzó el número uno en los Estados Unidos.

Problemas en el paraíso

Entonces comenzó el drama. Justo después de una gira estadounidense de seis meses, volvieron al estudio en 1976 para grabar su siguiente álbum, “Rumours”, que tenía el título provisional de “Yesterday’s Gone”. Mientras trabajaban en el álbum, Stevie Nicks y Lindsey Buckingham, que habían sido pareja tanto en lo musical como en lo romántico, se separaron, y cuando no estaban grabando, se gritaban el uno al otro.

Christine estaba en medio de un divorcio de John McVie y no se hablaban a menos que estuvieran trabajando en el álbum. Y el matrimonio de Mick Fleetwood se estaba desmoronando cuando descubrió que su esposa estaba teniendo una aventura. Más tarde, Fleetwood y Nicks tendrían un breve amorío.

Esa agitación se vio agravada por el consumo excesivo de alcohol y drogas. Estaban divididos hasta en los términos de su intoxicante elección, con Buckingham y Nicks fumando marihuana y el resto bebiendo. Sin embargo, la cocaína entró en escena y el consumo de drogas fue tan extremo que Mick Fleetwood afirmó que si toda la cocaína que había consumido se pusiera en una sola línea, se extendería siete millas. Según contó Stevie Nicks, la cocaína era una necesidad para lidiar con las sesiones que se extendían durante varias horas.

Convirtiendo el trauma en arte

Toda la agitación se convirtió en un álbum de canciones exitosas. Como dijo Stevie Nicks a Rolling Stone, la mayoría de las canciones “tratan definitivamente sobre la gente de la banda… Las relaciones de Chris, la relación de John, la relación de Mick, la de Lindsey y la mía. Están todas ahí y son muy honestas y la gente sabrá exactamente de lo que estoy hablando… la gente realmente disfrutará escuchando lo que sucedió desde el último álbum”.

Por ejemplo, “Go Your Own Way” fue la respuesta de Buckingham al final de su relación con Nicks, sugiriendo esencialmente que saliera con otros hombres. En una de las líneas más retorcidas del LP, Buckingham apuntó directamente a Nicks: “Empacar, vivir juntos es todo lo que quieres hacer”. Fue un golpe bajo. “Él sabía que no era cierto”, le dijo Nicks más tarde a Rolling Stone. “Fue algo fuerte lo que dijo, estaba enojado. Cada vez que esas palabras aparecían en el escenario, yo quería ir y matarlo. Él lo sabía, así que realmente fue fuerte. Fue como, ‘Voy a hacerte sufrir por dejarme. Y lo hice'”. La batería de “Go Your Own Way” se inspiró en el asombroso ritmo de “Street Fighting Man” de los Rolling Stones. Fleetwood aplicó su interpretación de un ritmo que asombró al baterista Jeff Porcaro, quien le rogó a Fleetwood que le dijera cómo logró ese sonido. Fleetwood descubrió que no podía expresarlo con palabras. “Fue solo después de que seguimos hablando que Jeff se dio cuenta de que no estaba bromeando”, dijo Fleetwood en su biografía de 2014, “Play On”. “Eventualmente nos reímos mucho al respecto, y cuando más tarde le dije que era disléxico, finalmente tuvo sentido”.

Para escapar del aburrimiento y alejarse de Buckingham, Nicks a veces iba a un estudio en desuso que había sido construido para Sly Stone, donde escribió “Dreams”. Esa sala de Record Plant incluía cortinas victorianas y una cama de terciopelo negro sobre la cual Nicks instaló un piano electrónico portátil. “Me senté en la cama con mi teclado”, recordó Nicks a Blender en 2005. “Encontré un patrón de batería, encendí mi pequeño reproductor de cassettes y escribí ‘Dreams’ en unos 10 minutos. De inmediato me gustó el hecho de que estaba haciendo algo con ritmo de baile porque eso lo hacía un poco inusual para mí”. Cuando se lo llevó a los otros miembros de la banda, quedaron sorprendidos. “Eran solo tres acordes y una nota con la mano izquierda”, dijo Christine McVie. “Suena completamente diferente. Creó la impresión de que hay un hilo conductor a través de todo el asunto”.

Durante su ruptura con su esposo y bajista John, Christine McVie escribió “Don’t Stop” como una especie de himno de “no podemos llevarnos bien todos”, alentando a la banda a dejar atrás el pasado y mirar hacia el futuro. . “‘Don’t Stop’ fue solo un sentimiento”, dijo en el libro de 2004 “The Fleetwood Mac Story: Rumors and Lies”. “Parecía ser una revelación agradable ese ‘ayer que se fue’. Supongo que podría haberse dirigido más hacia John, pero definitivamente no soy pesimista”. John admitió a Mojo en 2015 que no sabía que la canción tenía algo que ver específicamente con él. “Nunca me di cuenta de eso”, dijo. “La he estado tocando durante años, y no fue hasta que alguien me dijo: ‘Chris escribió eso sobre vos’. ¿Ah, de verdad?”.

El estudio de Sly Stone al final del pasillo volvió a ser útil cuando el productor Ken Caillat sugirió un clavinet, que Stone tenía, para utilizar convenientemente en “You Make Loving Fun”, que Christine McVie había escrito sobre su nuevo novio, el director de iluminación de la banda. “Para acentuar el ‘clavismo’, lo pusimos a través de un pedal wah-wah”, recordó Caillat. “Christine no podía tocar su parte de teclado y trabajar con el wah al mismo tiempo, así que Mick se puso de rodillas y movió el pedal mientras Christine tocaba. Siendo baterista, sabía exactamente qué tipo de ritmo necesitaba”. Mientras tanto, Nicks y Buckingham supuestamente discutieron a lo largo de su sesión de grabación de coros, dejándose de insultar cuando la cinta rodaba y luego retomando donde lo dejaron cuando los micrófonos se habían apagado.

Más que cualquier otra canción de Rumours, “The Chain” surgió poco a poco. Usando una progresión de acordes de una canción anterior de Christine McVie titulada “Keep Me There”, Buckingham recicló una parte de una introducción que él y Nicks habían usado en su canción de 1973 “Lola (My Love)”. Fleetwood y John McVie trabajaron en el segmento final de la canción, mientras que Nicks escribió nuevos versos. Luego, la pista se empalmó literalmente usando hojitas de afeitar para cortar las cintas. Entonces, es apropiado que “The Chain”, una canción sobre lazos supuestamente inquebrantables, sea la única canción en “Rumors” que incluye créditos de composición de los cinco miembros de la banda.

Hasta las grabaciones fueron traumáticas

Para agregar más al drama, las grabaciones originales en Sausalito se dañaron debido al excesivo uso durante la grabación. La fecha de lanzamiento de septiembre de 1976 tuvo que retrasarse para que se pudiera contratar a un especialista para reparar las grabaciones dañadas. Tuvo que escuchar las cintas dañadas en su oído izquierdo y las grabaciones másters de seguridad en el derecho para hacer converger las velocidades de las dos.

Un gran éxito

Cuando finalmente el álbum fue lanzado, el 4 de febrero de 1977, permaneció en la cima del Billboard 200 durante 31 semanas no consecutivas y alcanzó el número uno en el Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

En 2011, volvió a entrar en lista en el número 11 y en 2020, volvió a ubicarse en el Top 10. Para 2017, se habían vendido más de 40 millones de copias y recibió un disco de diamante por superar 20 veces la certificación de platino en los Estados Unidos.

La semana pasada, “Rumours” vendió 15.900 copias en los Estados Unidos y aparece en el Top 40 del Billboard 200. En cuanto a los singles, “Dreams” aún está en los charts, luego de haber alcanzado nuevamente el Top 5 del Billboard Hot 100 el año pasado, gracias a un video de TikTok.

En 2020, “Rumours” fue el álbum de vinilo más vendido en el Reino Unido.

Es el quinto álbum más vendido en la historia de los Estados Unidos. Fue seleccionado en 2018 para su conservación en el Registro Nacional de Grabaciones del Congreso y Rolling Stone lo ubicó en el puesto 26 en su lista de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos.

Mick Fleetwood ha calificado a “Rumours” como “el álbum más importante que jamás hayamos hecho”, ya que consolidó la reputación de la banda en las próximas décadas. Christine McVie, por su parte, le dijo a Rolling Stone que el álbum es “poderoso porque es despiadadamente claro sobre la crisis, en lugar de intentar suavizarla”.