Menú

Ed Sheeran va a juicio acusado de plagiar una canción de Marvin Gaye

30/09/2022 - Noticias
Ed Sheeran va a juicio acusado de plagiar una canción de Marvin Gaye

Un juez estadounidense ordenó que Ed Sheeran fuera a juicio después de que el artista intentara desestimar una demanda que afirmaba que su canción “Thinking Out Loud” plagió “Let’s Get It On” de Marvin Gaye.

La demanda por violación de derechos de autor fue presentada en 2018 no por los herederos de Gaye, sino por Structured Asset Sales, una entidad que posee parte de los derechos de autor del coautor de “Let’s Get It On”, Ed Townsend.

Los abogados de Sheeran intentaron durante mucho tiempo que se desestimara el caso, argumentando que los elementos similares entre las dos canciones (una progresión de acordes y el ritmo armónico) eran demasiado comunes para constituir una violación de derechos de autor.

La defensa apuntó a otra canción, “Since I Lost My Baby” de The Temptations, como prueba de que un solo artista no puede reclamar minutos de construcción musical.

Sin embargo, como informa Billboard, el juez Louis Stanton decidió que Sheeran y Structured Asset Sales tendrían que discutir sus puntos frente a un jurado, quien luego decidiría si “Thinking Out Loud” es una copia de “Let’s Get It On”.

“No existe una regla clara de que la combinación de dos elementos no protegidos es insuficientemente numerosa para constituir una obra original”, escribió el juez Stanton. “Una obra puede tener derechos de autor incluso si es enteramente una compilación de elementos no protegidos”.

Tanto la música de Sheeran como la de Gaye han estado involucradas en juicios de derechos de autor de alto perfil en el pasado.

El artista Sami Switch y el productor Ross O’Donoghue acusaron a Sheeran de plagiar su canción “Oh Why” en su éxito de 2017 “Shape of You”, mientras que los herederos de Gaye demandaron a “Blurred Lines” de Robin Thicke y Pharrell Williams como una copia de “Got to Give It Up”. Los herederos de Gaye terminaron victoriosos en esa demanda, recibiendo más de 5 millones de dólares en daños y el crédito en la composición de la canción.