Menú

Hace 25 años Aerosmith debía pasar por varios infiernos para crear su éxito “Pink”

18/11/2022 - Retro
Hace 25 años Aerosmith debía pasar por varios infiernos para crear su éxito “Pink”

Los cuatro años transcurridos por Aerosmith entre “Get a Grip” y “Nine Lives” estuvieron plagados de confusiones personales y profesionales. Sin embargo, estas luchas fueron recompensadas cuando la banda obtuvo su segundo álbum número uno consecutivo en el Billboard 200 y su cuarta victoria en los premios Grammy gracias a “Pink”, que se lanzó como single el 18 de noviembre de 1997.

Las sesiones para el duodécimo álbum de Aerosmith comenzaron en Miami con Steven Tyler, Joe Perry, el productor Glen Ballard (recién salido del éxito de Alanis Morissette y su disco “Jagged Little Pill”) y los cocompositores Mark Hudson, Desmond Child y Richie Supa. Desafortunadamente, el proceso fue tenso desde el principio.

Joey Kramer se retiró de los primeros ensayos para buscar tratamiento para la depresión, cediendo temporalmente el lugar a Steve Ferrone, baterista de Tom Petty & The Heartbreakers. La banda venía de constantes peleas contra el mánager Tim Collins, a quien despidieron finalmente en 1996. Aerosmith luego llevó a representantes de su nuevo sello Sony a Miami para escuchar el primer borrador del álbum, solo para ver que los ejecutivos lo rechazaron por completo y despidieron a Ballard.

Tyler, en particular, se indignó cuando Sony exigió regrabaciones. Afortunadamente, las canciones ya estaban en buena forma y Miami había demostrado ser un terreno fértil para la inspiración. La atmósfera de diversión bajo el sol y el flujo interminable de hermosas mujeres con poca ropa influyeron en “Pink”, una oda no tan sutil a la anatomía femenina.

“Escribí ‘Pink’ con Richie Supa en el Hotel Marlin en South Beach, Florida”, recordó Tyler en sus memorias “Does the Noise in My Head Bother You?” de 2011. “Escribía y decía: ‘Maldición’. Encendía las luces cuando se ponía el sol. Apagaba las luces cuando el sol entraba a través de ese gran ventanal. Me encantaba escribir letras por la noche, era más misterioso que durante el día, y podía evocar mis demonios cuando no había nadie alrededor para molestarme”.

Sería exagerado decir que “Pink” está plagado de insinuaciones sexuales: no hay mucho mensaje subliminal en líneas como “Pink on the lips of your lover” y “I want to be your lover / I want to wrap you in rubber”. Sin embargo, la canción comenzó de manera bastante inocente, ya que Tyler estaba hablando de la palabra “kink”. “La mayoría de las veces escribía y cantaba un scat donde aún no había letras… y llenaba el sonido del scat con palabras”, dijo. “Agregué esa línea ‘It’s kink’ porque Richie Supa pensó que debería llamar a la canción ‘Kink’. Dije, ‘Richie, no podemos llamar a la canción ‘Kink’. Mi vida es kink. ¡Yo soy kink!'”.

La dispersión de Tyler finalmente se materializó en el coro de “Pink”, y supo que había encontrado oro. “Veni, vidi, vici. Vinimos, vimos, ¡necesitábamos un Kleenex!”, escribio. “Las canciones son historias, ¿no todas las historias de trovadores se convirtieron en canciones, y todas las historias no condujeron a lo mismo? ¿Salvar a la reina? ¿Conseguir a la chica? ¿Envolverla en goma?”.

Los oyentes se mostraron receptivos a esa canción de trovador de Tyler, ya que “Pink” encabezó la lista Mainstream Rock de Billboard y alcanzó el puesto 27 en el Hot 100. Su videoclip, cargado de efectos especiales, ganó el premio al Mejor Video de Rock en los MTV Video Music Awards de 1998. Incluso ese mismo año fue parodiado por Marcelo Tinelli en la apertura de “Videomatch”.

La canción en sí ganó un Grammy a la Mejor Interpretación de Rock de un Dúo o Grupo con Voz en 1999, lo que marca la cuarta victoria de Aerosmith en esos galardones. Es la canción de “Nine Lives” más reproducida en sus concierto y solo una de las dos que aparecen de forma bastante habitual en listas de canciones a lo largo de los años, junto con primer single “Falling in Love (Is Hard on the Knees)”.

Al igual que muchos de los singles posteriores al regreso de Aerosmith, “Pink” probablemente no ocupa un lugar destacado entre los fans de la sórdida era de hard rock de la banda durante los años 70. En 2011, el bajista Tom Hamilton publicó una respuesta a un fan que estaba sorprendido de que una banda de cinco hombres incluso escribiera una canción sobre un color tan poco masculino. “No hay muchas cosas que los hombres usarían que sean de color rosa”, dijo, “pero hay una cosa que a todos los hombres, que a la mayoría de los hombres, les encanta usar, que es rosa. Así es como sucedió. Esa es la razón: hay toda una canción sobre eso”.

“De hecho”, concluyó Hamilton, “de eso se trata la mayor parte del rock ‘n’ roll”.