Menú

Hace 40 años Eurythmics finalmente alcanzaba el éxito con “Sweet Dreams”

04/01/2023 - Retro
Hace 40 años Eurythmics finalmente alcanzaba el éxito con “Sweet Dreams”

Lanzado el 4 de enero de 1983, el segundo álbum de Eurythmics, “Sweet Dreams (Are Made of This)”, llevó a la banda al estrellato, pero después de haber transitado una larga serie de decepciones y fracasos.

Cuando los dos miembros de Eurythmics se conocieron en 1975, cada uno había tomado caminos radicalmente diferentes.

El guitarrista y tecladista Dave Stewart creció en la ciudad británica de Sunderland, donde comenzó a tocar en bandas de rock y a vivir un estilo de vida fiestero cuando era adolescente. A los 18, su banda Longdancer había firmado con el sello Rocket Records de Elton John, lo que fue una bendición y una maldición. “Fue totalmente indisciplinado”, recordó Stewart en una entrevista de 2016 con The Guardian. “La gente que dirigía el sello nos dio un montón de dinero. Luego íbamos y tomábamos un poco de mescalina”.

Como era de esperar, la banda se vino abajo y Stewart conoció a una joven cantante llamada Annie Lennox, que en ese momento trabajaba como camarera en Londres.

Lennox había llegado a la música a través de un camino completamente diferente. Después de crecer en Escocia, fue aceptada en la Royal Academy of Music de Londres, donde estudió música clásica. Pero Lennox se dio cuenta de que eso no era para ella y decidió que quería ser cantante en una banda de rock, una aspiración inusual para una mujer en los años 70. “Una artista femenina era una criatura muy extraña en esos días”, señaló la cantante durante una entrevista con The Independent en 2017. “No hizo falta mucho para que alguien se interesara por mí porque no había mucha competencia. Era muy inusual”.

Stewart y Lennox se cayeron bien de inmediato. Comenzaron una relación romántica y formaron una banda de corta duración llamada Tourists, que tuvo un éxito moderado y les trajo muchos problemas. “Íbamos en cierta dirección y la compañía discográfica con la que habíamos firmado no quería que hiciéramos eso”, dijo Lennox a The Herald en 2013. “Así que estuvimos en litigio durante todo un año y nos tuvieron atrapados. Cuando sos joven, sos ambicioso y no pudimos hacer nada durante todo un año”. Para empeorar las cosas, el dúo “se quedó con las deudas de toda la banda”.

El estrés de todo esto fue suficiente para poner fin a la relación amorosa de Stewart y Lennox, pero su asociación musical fue demasiado fructífera para abandonarla. Entonces formaron una nueva banda, Eurythmics, y se fueron a Alemania para grabar un álbum llamado “In the Garden”, que impulsó su sonido pop new wave en la dirección del estilo electrónico alemán emergente en ese momento.

El álbum fracasó.

Comenzando a agotarse, pero sin inmutarse, Stewart y Lennox realizaron una gira por Inglaterra como dúo, tocando sobre pistas electrónicas de acompañamiento y haciendo casi todo el trabajo de plomos y armado ellos mismos. Todavía en bancarrota, Stewart pidió un préstamo bancario personal y construyeron un pequeño estudio en una fábrica del norte de Londres, donde comenzaron a grabar canciones para su segundo álbum.

El estrés en ese momento era tan alto que Stewart fue hospitalizado con un pulmón colapsado y Lennox sufrió lo que se rumoreaba que era un ataque de nervios. “En realidad, nunca tuve un colapso”, aclaró la cantante en 2013. “Nunca estuve bajo ninguna medicación. Nunca estuve bajo las órdenes de ningún médico ni internada en una institución… En cierto sentido, fue una de esas luchas en las que las cosas colapsan y una parte tuya se rompe, así que fue muy difícil”.

Estas luchas se vieron agravadas por el hecho de que los primeros tres singles de aquellas sesiones de grabación del dúo, “This Is the House”, “The Walk” y “Love Is a Stranger”, apenas tuvieron eco en las listas de éxitos del Reino Unido. Entonces, cuando amaneció 1983, Eurythmics se encontraba en una encrucijada: una banda con talento y sueños de triunfar, pero sin prácticamente nada que mostrar durante casi ocho años de hacer música juntos.

Y entonces, en un abrir y cerrar de ojos, todo cambió. A fines de enero de 1983, la banda lanzó la canción principal del álbum como single. Alcanzó el número 2 en la lista oficial del Reino Unido el mes siguiente, y en mayo se lanzó en los Estados Unidos, donde llegó al número uno a principios de septiembre. Al mismo tiempo, el videoclip de la canción, que presentaba a Lennox en todo su esplendor andrógino, estaba en constante rotación en MTV, no solo estableciendo a Eurythmics como superestrellas, sino también abriendo nuevas puertas para las artistas femeninas.

Fue un momento extraño, particularmente para Lennox. “Estaba en la cama una mañana en un hotel en San Francisco en medio de una gira de Eurythmics. Estaba muy nerviosa y todo lo que podía pensar era: ‘¿Cuándo va a haber un terremoto?’. Entonces recibí una llamada telefónica para decirnos que éramos número uno en las listas de Billboard en Estados Unidos”, dijo a The Independent en 2017. “Recuerdo caminar por la calle y darme cuenta de que todos sabían que estaba caminando por la calle. Fue entonces cuando aprendí a caminar con la cabeza gacha. no hacer contacto visual con nadie. Soy una persona muy tranquila y me sentí vulnerable”.

A pesar de estas nuevas dificultades, que ahora lleganan con la fama en lugar del fracaso, la banda nunca miró hacia atrás. Lanzaron otros seis álbumes antes de hacer una pausa prolongada en 1990, con ambos miembros en busca de proyectos en solitario y luego reuniéndose brevemente para lanzar el álbum “Peace” en 1999. Fueron incluidos en el Salón de la Fama del Rock & Roll en 2022, la merecida culminación de una larga, dura y fructífera carrera.