Menú

Murió a los 63 años D.H. Peligro, baterista de Dead Kennedys y Red Hot Chili Peppers

30/10/2022 - Noticias
Murió a los 63 años D.H. Peligro, baterista de Dead Kennedys y Red Hot Chili Peppers

El baterista de Dead Kennedys, D.H. Peligro, murió víctima de un accidente doméstico, informaron los Kennedy. Tenía 63 años.

Peligro se unió al grupo en 1981 y permaneció hasta su separación inicial cinco años después. Luego se convirtió en miembro de Red Hot Chili Peppers en 1988, pero pronto fue despedido por sus problemas de adicción a las drogas y se reincorporó a los Dead Kennedys cuando se reagruparon sin el líder Jello Biafra en 2001.

“D.H. Peligro (Darren Henley) falleció en su casa de Los Ángeles ayer, 28 de octubre”. dijo Dead Kennedys a través de las redes sociales. “La policía en la escena declaró que murió por un trauma en la cabeza causado por una caída accidental. Les pedimos que respeten la privacidad de la familia durante este momento difícil. Gracias por sus pensamientos y palabras de consuelo”.

Entre los primeros tributos hubo un comentario del bajista de los Peppers, Flea, quien escribió en Instagram: “Mi querido amigo, mi hermano, te extraño mucho. Hoy estoy devastado, un río de lágrimas, pero toda mi vida atesoraré cada segundo. La primera vez que te vi tocar con los DK en el 81 me volaste la cabeza. El poder, el alma, la imprudencia. Te convertiste en mi amado amigo, tantas veces de todo tipo. Nos divertimos mucho, tanta alegría, apoyándonos el uno al otro”.

Describiendo a Peligro como “el rockero más auténtico y una parte crucial de la historia de RHCP”, agregó: “Vivirás para siempre en nuestros corazones, un hombre salvaje, portador de alegría, un hombre de corazón gigante. Siempre te honraré. Descansa en paz y libertad de todo lo que te restringía”.

En 2017, Peligro reflexionó sobre su difícil crianza cuando fue trasladado en autobús a una escuela predominantemente blanca, aunque eso le dio la oportunidad de experimentar nuevas influencias. “Mezclar y cambiar la música era una cuestión de estar abierto a cosas nuevas, ser curioso, por así decirlo”, le dijo a Razorcake. “Realmente, se trataba de escuchar mi alma. Anhelaba algo más… Siempre he encontrado puntos máximos de energía en la llamada música en blanco y negro”.

Dijo que se había encontrado con actitudes prejuiciosas cuando se convirtió en músico punk y dijo: “La mayoría de la gente tiene esta imagen del estereotipo, y yo simplemente no encajaba en el molde”. Eso se reflejó en la canción de Dead Kennedys “Nazi Punks Fuck Off”, de la que dijo: “Creo que es lo que la mayoría de la gente estaba pensando, pero tenían demasiado miedo de decirlo. No permitimos que los racistas y los fascistas se aprovechen de nuestros ‘fuck off’. La gente es capaz de tomar sus propias decisiones. Ven que está mal juzgar a las personas por su apariencia”.