Menú

Tim Burguess: «Aprendimos a esperar lo inesperado»

27/04/2020 - Noticias, Lanzamientos
Tim Burguess: «Aprendimos a esperar lo inesperado»

El vocalista de The Charlatans, Tim Burguess, acaba de publicar un nuevo álbum solista, «I Love The New Sky», en medio del aislamiento por la pandemia de COVID-19 y la reciente muerte de su padre, algo que lo priva de hacer predicciones.

«¿Tendré una carrera musical cuando todo esto termine? Espero que sí ya que tengo muchas fechas agotadas de la gira. Pero tal vez una cosa que hemos aprendido este año es a esperar lo inesperado», le dijo Burguess a la agencia Télam desde su casa en Manchester.

El músico supo mantener una exitosa carrera tanto en solitario como con The Charlatans. Desde su fundación en 1990, con su banda editó 13 discos que los ubicó como uno de los grandes grupos en la escena de Manchester, de donde estaba emergiendo Oasis y cuyas fuentes recientes estaban en New Order, The Smiths o The Stone Roses.

En 2003 se animó a sacar por su cuenta «I Believe», primero de los cincos discos que editó mientras continuaba girando y grabando con su exitoso grupo.

«Solo hago el disco que está en mi cabeza. Supongo que tal vez sea necesario que alguien de afuera lo escuche y piense que suena británico, eso nunca fue una intención, pero es donde vivo, así que tal vez sea un proceso de ósmosis», comentó Burguess.

«I Love The New Sky» contiene 12 temas, todos ellos con su personalidad, bien terminados y con ese aire brit al que el vocalista hacía referencia.

Sin embargo, no es una copia de lo que suena. La frescura se repasa desde el guitarrero «Empathy for the Devil», hasta el psicodélico «Come D-Habitude», pasando por el piano y coral «The Mall».

Se escuchan resabios de Blur, Pulp y arreglos de Johnny Marr, pero, como dice Burguess, no le puede escapar al contexto de donde vive. Sobre todo, si él fue uno de los que ayudó a crearlo.

«Fue un álbum realmente agradable para trabajar. Al principio no me di plazos. En poco tiempo, cuatro ideas se convirtieron en seis y luego en diez, y comencé a pensar en el disco. Se las envié a Daniel O’Sullivan, le gustaron, y reservamos un estudio», explicó.

Así, ambos se dirigieron a la antigua vicaría de Manchester Eve Studios. De allí partió a Bélgica para grabar cuerdas. El toque final se lo dio en los míticos estudios campestres Rockfield, en Gales, reducto donde grabaron Oasis y Black Sabbath, entre otros.

«Trabajamos con personas increíbles y lo cronometramos para que mi hijo de seis años pudiera estar. Realmente nos mantuvimos alejados de la vida regimentada que te puede agobiar mientras grabás», dijo. Y eso, definitivamente, se nota en la tranquilidad que transmite la voz de Burguess.

P: Después de tantos años, ¿Cómo decidís qué composiciones son para la banda y cuáles son para tu carrera en solitario?

Tim Burguess: Se trata del momento en que empiezo a escribirlos. Dependiendo de con quién estoy grabando. Pero si se trata de The Charlatans, entonces comienzo una idea y tal vez sigo trabajando. con Mark, luego llevamos a Tony y Martin a ver qué piensan. Pero cuando grabo material en solitario, realmente no recibe mucha información externa hasta una etapa mucho más tardía.

P: En ese ida y vuelta con The Charlatans ¿Cuáles son las mejores y peores entre una banda y una carrera solista?

TB: Muchas de las cosas son iguales, la familiaridad es una característica buena y no tan buena de estar en una banda. Tal vez usar el mismo método para hacer algo cada vez y repetir problemas. Pero existe la familiaridad de Mark, Tony y Martin, los conozco desde hace mucho tiempo, más que nadie, excepto a mi familia y a un par de amigos de la escuela. El trabajo en solitario tiene lo opuesto. Por un lado, la emoción de estar tocando en una banda con gente nueva, aunque todo lo nuevo puede causar un poco de ansiedad. Las peores cosas también se repiten, ya sea con The Charlatans o solo: viajar puede ser divertido por un tiempo, pero con las giras, extrañás tu casa y tus cosas. Entonces esa noche das un concierto brillante y eres tan feliz como podés. Luego, te subís a un micro durante unas horas y repetís. No me quejo, pero hay picos y valles, las mismas cosas son buenas y no tan buenas ya sea en solitario o con la banda.

P: En cuanto al Covid-19. Se han cerrando las fronteras y China aparece como un modelo exitoso en el manejo de la crisis. ¿Temés por el futuro de los derechos individuales y la integración del mundo para después de la pandemia?

TB: Esa es una gran pregunta y, sinceramente, no puedo responder. En este momento estoy más preocupado por la familia. Mi papá murió justo antes del fin de semana, sin relación con el virus, y tengo un hijo de 6 años. Mis preocupaciones estaban con mi mamá, mi hermana y mi niño pequeño. Supongo que habrá cambios por delante, pero esperaré y veré qué pasa. Estamos viendo el lado bueno de las personas en muchos casos y creo que los políticos pueden rendir más las cuentas, pero es demasiado pronto para hacer predicciones.

«Listening Party», la reunión virtual para escuchar discos

En medio del encierro, Tim Burguess le propuso a sus más de 190.000 seguidores de Twitter escuchar el mismo disco a la vez para compartir, al menos de forma virtual, un momento, algo que rápidamente se convirtió en un éxito y un lugar de encuentro con varios artistas, al cual llamó «Listening Party».

«Hacemos tres por noche: uno a las 20 (16 de Argentina), otro a las 21 (17) y otro a las 22 (18). Ya hicimos unas 30 escuchas y tenemos otras 90 planeadas. Es un momento en el que las personas se reúnen y, la verdad, es un alivio en esta situación», dijo Burguess.

«Un día entré a Twitter y pregunté a mis seguidores si les gustaría escuchar un álbum juntos, al mismo tiempo. Lo hicimos con un álbum de The Charlatans y tuiteé historias, fotos y recuerdos mientras las canciones se reproducían en tiempo real. A la gente le gustó y, luego, le pregunté a algunos amigos si les gustaría hacer una de estas fiestas de escucha en para uno de sus álbumes», explicó sobre el inicio de la movida.

Y mal no le fue: hasta el momento han participado bandas como Ride, Franz Ferdinand, The Cribs, Roisin Murphy, Slowdive, Prefab Sprout, Sparks, Idles y Mark Ronson.

De esa forma, Burguess encontró una luz en ese oscuro ambiente de incertidumbre en el que hoy vive el mundo y, en especial, las personas vinculadas al mundo de la cultura y el entretenimiento, áreas que se vieron fuertemente afectadas y cuyos futuros no tienen ningún presagio.

«Mi familia y yo estamos a salvo y juntos, tenemos que contar nuestras bendiciones. Las fechas de la gira han sido canceladas, pero no puedo pensar en mi carrera sobre algo que amenaza a todos en el mundo», sostuvo.

«No sólo los músicos estamos sin trabajo -agregó-. El personal técnico y de giras tampoco lo tienen ya que no quedan festivales este verano. Creo que es algo más grande que los músicos. Esto afecta a todos. El gobierno británico está en las primeras etapas o tratando de organizar la ayuda, pero podría pasar un tiempo para llegar a las personas que más lo necesitan».